Blogia
El rincón de jazmin

El Carrer Farigola

El Carrer Farigola

Cuando entro por la segunda calle del carrer Farigola (tomillo) es como transportarme a un sueño que nunca creí conseguir.

Es la entrada más corta para llegar a mi casita. Tiene la calle forma de u y en la parte baja de esa u, está mi nuevo hogar, quizás por ello, por estar en esa curva y en la segunda calle de la urbanización, puedo acceder a ver un precioso valle que va descendiendo a la vista y en la que ves el explendor de la naturaleza.Se  imagina espeso, ya que no hay ni un sólo rincón en el que puedas ver ni una hierba. Debe haberlas, claro, de un árbol a otro pero a la vista, ves la copa de esos árboles que adornan ese valle.

Cuando bajo con el coche voy mirando los tejados y los cuento 1, 2, 3, 4, 5... y vaya!! hoy están los paletas trabajando. Sí, mi tejado es de teja roja y tiene dos chimeneas preciosas en color blanco grisáceo.

No es que sea muy grande la casita, pero tendré un llar de fuego en el salón y la otra chimenea es para la campana extractora de la cocina.

Desde arriba no veía nada y cuando he bajado a la altura de la casa he podido observar que ya habían puesto la piedra antihumedad y embellecedora que tocará el suelo. Pero lo que más gracia me ha hecho, es ver los escalones de acceso a la entrada. Son en forma de triángulo, es decir, el de abajo más grande que los que van subiendo. Son sólo cuatro, pero hechos a capricho.

Mientras, los paletas me miraban como giraba hacia la derecha y de paso los saludaba, para ver los escalones de salida digamos a lo que será una terraza que sale directa del salón.

Será una terraza relativamente pequeña para el gran terreno que tengo, porque que éste hace bajada, lo cual, tendré que intentar cerrar esa terracita para no ver esa bajada que de momento, no podré adecuar, ya que es mucha la faena que tengo que hacer en ella.

He pensado en poner maderas con travesaños, de los que venden preparados para la intemperie y yo misma ir haciéndolo.

Es fácil,  he leído como hacerlo. Quizás no quede como si lo hiciera un entendido, pero quedará segura, eso sí, para que mi nieto pueda jugar en ella sin peligro. Luego la rodearé de preciosas plantas y tendremos un espacio muy íntimo para mi y para mis hijos cuando vengan a verme.

Eso todo a la altura de la casa y entre medio pondré una isleta en la que como centro pondré un tronco de árbol con demasiados años que alguién arrancó de su terreno y lo tiró al mío. Bueno, si lo digo así... parece que sea el mío un estercolero, para nada, he puesto un letrero de se "admite tierra". Después de todo, si sacan tierra de una montaña urbanizable y la llevan a la deixallería de tierra les cobran por ello. Yo, como la necesito para rellenar, les hago un favor y ellos, a mi.

Pues bueno, vi ese tronco con sus raices ya muertas pero talado con la profundidad para decir que tenía bastante décadas y pensé estarás muerto, pero si cuando venga a vivir alguién no te ha cogido para hacer leña, seguro que adornaras el centro de una isleta en un lado de la primera planta del terreno y te rodearé de preciosas flores. Se lo he prometido y cada vez que voy a ver mi casita, lo miro a él también como volviendole a prometer que será un adorno especial para el jardin.

He buscado la forma que sea más fácil para hacer unos escalones rústicos para bajar a la parte segunda del terreno y ya la he encontrado. Es un espacio en el que el desnivel no es exagerado y leyendo bricolaje también sé como hacer esas escaleras y las pienso hacer.

En esa parte,  también será un precioso jardín que seguirá al primero bajando por dos bandas la delantera y la trasera.

Por la trasera, es decir, detrás de la casita intentaré hacer un desnivel, sea en camino, o en escaleras  para bajar a la tercera parte y allí estará un campo donde intentaré plantar verduras que vaya dándome según el tiempo y árboles frutales.

De momento, ya tengo dos perrillos que vivirán conmigo; el mío y el de mi hija y, aunque son muy pequeños además, adoptaré uno más grande de la protectora y al que le haré una casita donde resguardarse del frío y de paso me vigilará todo lo que él aprenderá que es suyo.

Sé que soy novata para todo eso, pero también soy atrevida para hacerlo, quedará mejor o peor. No obstante, me gustará ver que lo he hecho yo.

En cuanto a la casita, ya la tengo hasta amueblada en mi mente. Sé donde va a ir cada cosa, la lista confeccionada de lo que quiero y los precios; pocas cosas, pero las necesarias para que sea una casa de lo más acogedora.

jazmin

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

julio fuillerat gonzalvo -

Hola Paky te felicito y me alegro un monton portus ilusiones,si te lo propones tu podras hacerlo de poner maderas de hacer las escaleras y lo que te propongas,estoy contento por ti ana abraçada Julo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sakkarah -

Que lugar tan precioso, no me extraña que te sientas muy feliz, tienes muchos motivos para estarlo.

Muchos besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres