Blogia
El rincón de jazmin

La antesala de mi alma


Casi todos tenemos en nuestra casa una habitación, o un rincón en el que nos mantenemos en silencio, es nuestro espacio donde pensamos, escribimos, leemos, escuchamos música, lloramos y reímos.
Ese espacio que disponemos para nosotros es sólo nuestro y molesta que urgen en él, siempre tienes algunas anotaciones, pensamientos íntimos escritos. Si abrieran ese rincón de tú silencio, abrirían tú esencia y eso es imperdonable porque tienes plena libertad para exponer lo que creas oportuno, eres tú y tú alma lo que cabe en ese espacio y no puede entrar nadie más
Si rebuscaran anotaciones mías, mis pensamientos íntimos, Y leyeran lo escrito por mi, sería como abrir mi alma y tirar al aire todo mi interior, sería como si robaran mi yo.
Antes borraba algunos escritos, ahora no lo hago, quedan en mi espacio y este espacio es mío, de mi propiedad, es la propiedad de mi alma.

Poema
Este es mi rincón;
es mi silencio, mí estancia,
mi espacio,
es la antesala de mi alma
donde escribo mis secretos
los que me dicte mis pensamientos,
sensaciones, anhelos.
¡Qué no osen pisarlo!
son propiedad privada
como privado son mis deseos,
miedos, alegrías y lagrimas.
Soy yo y mi esencia
que de ésta nadie sabe nada
yo los escribo pero los dicta mi ánima
la que determina hasta donde he de llegar
porque no es la razón la que vale
es el corazón cuando bombea acelerado
al dejar la huella de mis pesares.
Los ingredientes que me acompañan
cuando escribo en mi estancia
no son mis manos
es el corazón
y en toda proporción mi alma.

jazmin
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Dinosaurio -

Es el rincón que, desde el silencio, nos conecta con el Universo. ¡Pobre del que no haya sabido construírselo!
Abrazos.

jazmin -

Margot, es necesario ese rincón para de alguna manera ser un poco libres.

Un gran abrazo.

Margot -

Creo que tod@s necesitamos de ese espacio; de esa intimidad. Y, sí, molesta que alguien los "allane". En un mundo en el que es casi obligatorio el compartir, es bueno disponer de un espacio en el que poder ser tú, un lugar donde poder quedar al margen de las interferencias exteriores, un lugar donde perderte con el simple gesto de cerrar una puerta.

Me ha gustado tu escrito, porque creo que tod@s compartimos la necesidad que planteas.

Un abrazo muy fuerte
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres